Los cuartos de baño han dejado de ser el rincón olvidado de una casa. Cada vez se pone más atención a su decoración para conseguir baños modernos y donde sentirnos cómodos.

 

No importa si son baños pequeños o grandes, siempre es posible hacer de este espacio un lugar con estilo. Ahora se diseña hasta el más mínimo detalle, pero los protagonistas siguen siendo los muebles, los espejos, el lavabo y los platos de ducha. Los baños ya no tienen que ser aburridos, hay multitud de opciones de acabados, y cada vez se experimenta más con todos sus componentes.

 

Griferías, mamparas, duchas, bañeras, espejos, iluminación, suelos, azulejos… cualquiera puede ser una opción con la que probar nuevas ideas que antes no pensábamos para un baño.

Los baños ya no son un espacio de paso. Puedes crear una estancia en la que estar cómodo y en armonía. Por eso deberías incluir detalles de decoración, como alfombras, flores o taburetes. Los grandes espejos decorativos pueden ayudarte a comenzar este proceso.

Un elemento fundamental en los cuartos de baño es la iluminación. Normalmente los baños son pequeños, por lo que es importante que la luz sea la correcta. Hay apliques de baño de formas muy variadas, pero además, si puedes conseguir luz natural será perfecto

El revestimiento de la pared puede ser la clave para un baño moderno. En este caso, con las paredes, el techo y el mueble revestidos de imitación de corcho, se crea un baño totalmente original.

Puede parecer que los suelos sean la parte menos importante de los baños. Nada más lejos de la realidad. Un suelo vinílico, un suelo laminado o un suelo de imitación de madera pueden crear un baño totalmente diferente y original.

Si tienes la posibilidad, incluye grandes ventanales que dejen ver el paisaje que tengas cerca. Se acabaron los cuartos de baño pequeños y cerrados que no dejan entrar la luz. Imagina estar en esta bañera, con la luz del sol, mirando a través de los grandes espejos a la naturaleza que hay fuera.