Claves para conseguir una decoración de estilo nórdico

Como conseguir una decoración de estilo nórdico

Hoy en día los interiores nórdicos están en tendencia, por lo que parece han venido para quedarse, este estilo de decoración tiene su origen en los países del este de Europa, con el paso del tiempo y su paso por diferentes culturas geográficas se ha ido depurando y adaptando en tiempo y espacio, pero hay algo que no ha cambiado y que es común en este tipo de decoración, optimizar la luz natural, los tonos claros y poner la nota de color en textiles y objetos de decoración, así como el uso de plantas en el interior.

Claridad a toda costa:

Es uno de los máximos en este estilo, no debemos perder de vista su origen y es que los países de origen la luz natural escasea, por lo que el blanco es el color insignia, los suelos paredes y techos se revisten con colores claros y para dar sensación de amplitud las maderas que están presentes en este tipo de espacios son de tonos medios, para subir el espacio muchas veces hay pequeñas pinceladas de negro reflejado en algún pequeño objeto de mobiliario o decoración.

La naturaleza como protagonista:

No pueden faltar las plantas de interior que le dan color a las estancias y las hacen orgánicas, los muebles, por supuesto de madera natural y en colores claros medios, ayudan a obtener ambientes luminosos donde relajarse. Las fibras naturales en textiles y las referencias a animales, en cuadros y elementos decorativos.

Mezcla de estilos:

Estilos como el vintage o el industrial, conviven perfectamente con el nórdico, además de ayudar a conseguir un espacio más vivido y personal. Puedes coger un mueble antiguo y reciclarlo para incorporarlo dentro de este tipo de decoración, con lo que conseguimos quitarle quietud y rigidez, además de conseguir un foco de atención. También es muy común utilizar elementos y darles un uso diferente a lo habitual, como por ejemplo puede ser coger cajas de frutas pintarlas y utilizarlas como estanterías. o esas viejas maletas de viaje que quedaron en un rincón y se pueden convertir en una bonita mesita de noche.

Formas sencillas y motivos geométricos:

Se combinan líneas rectas y depuradas con líneas curvas y sinuosas, buscando así una sencillez equilibrada, aunque este tipo de decoración suele ser muy sobria en cuanto a formas, no faltan los estampados, tanto en textiles como en papeles pintados para darle un toque atrevido, los motivos geométricos se imponen en cuanto a motivos preferidos de los que gustan de estos interiores, principalmente en blanco y negro, aunque también se pueden incorporar colores pastel, rombos y triángulos lo mas utilizado en cuanto a motivos geométricos, representando así una estética regular y ordenada.

Detalles handmade :

Muebles restaurados o reutilizados para otros usos que los propios, crochet, cajas de fruta pintadas en colores pastel o incluso de la misma madera, antiguas puertas recuperadas por nosotros mismo y reconvertidas en espejos, velas hechas por uno mismo (o no), que hacen que las estancias tengan un matiz mágico, a este estilo le gusta la filosofía DIY.


Diseño en alquiler vacacional

Aumenta tus reservas con un buen diseño

Aumenta tus reservas de tu alquiler vacacional

El diseño de interiores tiene un impacto directo sobre el rendimiento que podemos obtener en apartamentos turísticos.

Un espacio bien decorado puede ayudar a aumentar precios y reservas.

Elegir los colores correctos, la zonificación, crear una circulación adecuada, tener en cuenta una correcta distribución, elección de los materiales, así como otros tantos factores son los que harán que los resultados óptimos y el público adecuado nos haga que nuestro inmueble se llene de reservas.

Crear una imagen y una experiencia única, ayuda al turista a tomar decisiones, está probado que ayuda a elegir si duda entre varios destinos, un buen diseño resalta tu vivienda vacacional entre otras.

La competencia en este sector cada día es mayor y del diseño en gran medida dependerá el éxito o el fracaso de tu negocio.

¿Por dónde comenzar?

Debemos saber quien es nuestro cliente ideal, es decir el público ideal para nuestro producto, a partir de ahí crear un espacio apropiado para dicho público.
Analizar el espacio, para decidir el tipo de intervención necesaria, no es lo mismo un lavado de cara que una remodelación total o parcial del inmueble.
Tener en cuenta la localización de nuestra vivienda de alquiler vacacional y el tipo de construcción de la misma o el edificio donde está alojada.

¡Plan de acción!

Una vez realizado el estudio previo, donde ya hemos determinado el cliente ideal, la localización del inmueble, la arquitectura del mismo, etc… Es el momento de pasar a la acción, es necesario un proyecto, una hoja de ruta, un plan de acción, como lo quieras llamar, de lo contrario no lograrás que la intervención funcione.
Lo mismo que no puedes llegar a ningún sitio sin un mapa, indicaciones o google maps, no podrás hacer que un interior funcione sin un buen proyecto, ya sea que lo armes tu o un profesional.

Implementación

Bien, a estas alturas tenemos el estudio previo y el proyecto definido, llega la hora de materializar, hay que pensar en los detalles, eso que muchas veces se nos olvida, pero que es de suma importancia y que hace que un inmueble tenga más reservas que otro, lo que hace que tus clientes sean tuyos y reserven tu vivienda vacacional. Piensa en el resultado final, jarrones, cuadros, decoración en general, textiles, vajilla…
No hay nada peor que quedarse a medias todas las decisiones en cuanto a diseño, remodelación y compra deben tener coherencia, el resultado debe ser atractivo y enfocado a resaltar tu inmueble frente a otras viviendas vacacionales.

 

Cuando estamos planificando nuestras vacaciones no buscamos un sitio donde dormir, los viajeros buscan experiencias únicas, agradables y confortables.

 

Si tu no se las das las buscarán en otro sitio, y hoy por hoy, créeme que hay gente que ya las ofrece y por eso se destacan y su mercado es el idóneo y sus reservas están completas.

Esta demostrado que un punto importante para elegir alojamiento es que sea fotografiable para poder subir nuestra experiencia vacacional a nuestras redes sociales, Instagram o Facebook donde solemos mostrarle a los demás nuestras vivencias a golpe de imágenes hacen que se necesite adaptar el diseño para que la gente pueda compartir los interiores de tu vivienda vacacional, por otra parte y si lo piensas bien si tus alquileres vacacionales son dignos de ser subidos a la red por los usuarios, tendrás una publicidad gratuita y muy efectiva.


Planificación de espacios exteriores

Terrazas o balcones

Muchas de nuestras viviendas, están dotadas de uno de estos dos espacios, es una forma versátil de espacio exterior, normalmente ubicados en sitios urbanos, no solemos prestarles mucha atención, sea por terrazas vecinas o vistas que en ocasiones no son del todo agradables, pero con la actuación y los elementos adecuados, podemos dejar de hacer de estos espacios zonas aburridas y sin vida, para convertirlos en espacios donde poder relajarse y disfrutar del clima.                                                                                                                                                          Simplemente, se necesitan los materiales adecuados, como pavimentos de placas de madera, vinílicos para exterior, incluso hay alfombras que están fabricadas especialmente para ser utilizadas en exteriores, en cuanto al mobiliario en el mercado hay amplia gama, pero dependiendo de nuestro espacio, quizá deberíamos de huir en núcleos muy urbanos de los típicos muebles de madera o ratan y atrevernos con muebles con colores más vivos para comenzar a dar vida a nuestra terraza o balcón, la privacidad la podemos encontrar mediante elementos naturales como cañizo o similar, plantas altas o incluso celosías donde podemos ubicar plantas a modo de jardines verticales.      Las jardineras de colores, son elementos decorativos que junto a las plantas adecuadas harán que nuestras zonas exteriores dejen de ser aburridas, para convertirse en espacios llenos de vida.

Patios

Únicos por su situación en el interior de una vivienda, suelen estar ubicados en la zona central del plano y no en el perímetro, de naturaleza confinada le otorga por norma general privacidad y silencio, al tiempo que proporciona abundante luz diurna a los espacios interiores, dada su apertura al exterior, ofrecen protección frente al viento, pero al mismo tiempo mantienen un nivel óptimo de ventilación. En estos espacios la intervención debe ser más mínimal, los materiales a utilizar según nuestro punto de vista, neutros, como gravilla o piedras, incluso tarima de madera para los pavimentos, plantas altas y no de gran volumen y algo muy importante, una buena iluminación indirecta para la noche, así nuestros espacios interiores que están alrededor se aprovechan de los beneficios del exterior.

Jardines

Durante mucho tiempo  se ha pensado que estos espacios eran un lujo ya que se necesitaba de mucha extensión, hoy en día sabemos que podemos realizar jardines en espacios reducidos, siempre que las condiciones lo permitan y con los elementos adecuados.                                                                                                                                      Las nuevas interpretaciones del jardín tradicional nos permiten mayor libertad en cuanto a elección de materiales, dando lugar a diseños mas originales, donde integrar, plantas, agua, elementos no naturales como pavimentos porcelánicos, que combinados con elementos naturales o que parecen naturales como césped artificial, si no queremos tener que estar pendientes, gravilla, piedras de río o elementos arquitectónicos como macetas de hormigón, los jardines ya no dependen en exclusiva de las plantas y el césped natural, si no que con un poco de imaginación y buen gusto, podemos hacer de ellos espacios donde conviven todo tipo de materiales.


Cómo mejorar el diseño de una casa

Reinventa tu espacio

De forma natural y con un golpe de vista ya nos damos cuenta de lo que funciona y lo que no  en nuestros interiores, para poder tener la sensación que nuestro espacio es el que queremos, debemos seguir unas pautas.

Muchas veces, solo cambiando pequeñas cosas, ya logramos que funcionen y de esto vamos a hablar hoy, de como hacer estos cambios en espacios ya vividos.

1. Análisis del espacio:

Lo primero que tenemos que hacer es una lista de las cosas que tenemos y no queremos bien por que nos la regalo un pariente cercano pero nos horroriza, o bien por que no las necesitamos y solo ocupa espacio y hace que nuestro interior esté cada vez más abarrotado.

Lo segundo hay que realizar una segunda lista, de cosas que nos gustaría tener en nuestro espacio y echamos en falta. Estas listas, son vitales, no vale con pensar hay que escribirlas, serán nuestra hoja de ruta y lo que hará que no nos equivoquemos en la decoración y adaptación de nuestro espacio interior.

2. Vaciar y ordenar:

Ya se que esto no suena muy idílico, pero para obtener el resultado que deseamos, muchas veces solo con hacer el vacío (tirar objetos y trastos) y poner las cosas en orden, ya tenemos la mitad del trabajo hecho. Es realmente impactante ver como cambia el espacio solo con vaciar y ordenar, esto es algo que deberíamos mantener como hábito una o dos veces al año.

3.Define tu estilo:

Todos sabemos que nos gusta y que no, solo hay que saber definir cual es el nuestro. El punto clave es inspirarte, puede ser un viaje que realizaste y te encanto el apartamento en el que te alojaste y el estilo en el que estaba decorado, o bien los viajes virtuales que todos nosotros podemos hacer en cualquier momento y desde cualquier lugar, siempre que tengamos conexión a internet. O por que no, esas revistas de decoración que están criando polvo en tu estantería.

Tienes que investigar para encontrar el estilo que deseas para reinventar tu espacio.

4. Armar el plan:

Ya tenemos nuestras listas (hojas de ruta), hemos hecho el vacío y organizado nuestro espacio, hemos investigado y definido nuestro estilo, en definitiva ya sabemos hacia donde vamos, ahora toca armar el plan que hemos estado cocinando en los tres pasos anteriores.

Yo os propongo paneles de estilo, compuestos principalmente por fotografías, telas, muestras de color y todo con lo que pueda ayudarte a crear tu espacio ideal. Un collage a lo grande.

Uno de los objetivos del panel de estilo es poner en orden y coherencia las ideas , y para ello se puede crear de forma tradicional a través de un collage en cartón o póster, o bien a través de programas digitales.

Os invito a que lo hagáis, todo se pondrá en orden de manera mágica una vez realizado este ejercicio.

5.Manos a la obra:

Ahora llega el momento de la ejecución, ¿pero por donde comenzar?

Lo primero, coge medidas para asegurarte que el mueble o elemento de decoración que vas a incorporar a tu espacio tiene las dimensiones adecuadas, si hace falta ves incorporando elementos poco a poco, ¡No queremos convertir nuestro espacio en un bazar!. Elige colores neutros para las paredes siempre que sea posible, el toque de color lo podemos incorporar en elementos de decoración o textiles,  y si lo tuyo es el color intenta centrarlo en una pared. Pon atención en la iluminación, si puedes tener varios puntos de luz que se enciendan de forma independiente, podrás lograr que tu espacio cambie de estilo, según enciendas unas u otras luces.

Una vez que hayas pasado por el proceso se fiel a tu plan ya que las dudas saldrán, pero si has desarrollado bien los pasos y los sigues el éxito en tu nuevo espacio interior está asegurado. La transformación de un espacio implica atraer cosas nuevas a tu vida o negocio. Encuentra el momento para que  reinventar tu vida  a través de los interiores en los que habitas o trabajas.

Verás que será muy placentero estar en tu nuevo espacio una vez terminado.